Las psicoterapias humanistas creen en el potencial de las personas para salir adelante. Se trabaja en gran parte con las emociones. Empezar a bucear en ellas permite conocerse un poquito mas, aliviar pesos, bloqueos, condicionantes y miedos.

Y todo esto es muy satisfactorio.

Te lleva a descubrir tus necesidades sin culpabilidad, encontrar tus deseos reales y desarrollarte, ampliar tu abanico de respuestas ante cada situación.

Favorece cambios de enfoque en lo personal y en lo profesional, descubres que los esfuerzos hay que dedicarlos a desarrollar la propia vida y la de todos aquellos a los que quieres.

Siempre hay una forma de limpiar los enredos y las ataduras personales y abrirse paso.

De una forma sencilla, se pueden trabajar no solo problemas de ansiedad, depresión, estrés, dependencia emocional, soledad, inseguridad, autoestima, miedos, timidez, pánico, sino que también se aprende a relajarse, a comunicarse, se ganan habilidades sociales, inteligencia emocional, empatía….. en fin se podría decir que se trata de un tipo de psicoterapia para el crecimiento y desarrollo personal.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *