Hoy me han preguntado eso. Una farmacéutica encantadora. Nos hemos puesto a hablar y de repente me he visto explicándole algo que es interesante para todo el mundo saber….

A grandes rasgos, los distintos tipos de psicoterapia;

La primera corriente que se utilizó como psicoterapia fue el psicoanálisis, y lo desarrolló Freud. Él trabajaba sobre el pasado, los traumas, los miedos infantiles. Quizás por eso se sentaba detrás del paciente 😉

El psicoanálisis profundiza mucho en el porqué de las cosas pero se le critica que los procesos son demasiado largos, que se hace mucho lío mental (por no decir otra cosa), que el psicoanalista interpreta demasiado lo que le pasa a la persona y que es poco eficaz. Yo pienso que fue revolucionario en su tiempo y que las demás corrientes tenemos mucho que agradecer y admirar de ese inicio.

A continuación un poco en respuesta a ese trabajo que se calificaba de tedioso y poco directivo, surgió la corriente conductista. Los conductuales son como Super Nany. Dan instrucciones y resuelven problemas concretos cambiando las conductas de manera secuencial. Funciona con estímulo – respuesta y premio- castigo. Trabajan de una forma concisa, breve y directiva. A esta corriente se le crítica que no resuelve el problema de fondo. No trabajan el origen sino el síntoma que produce. Por tanto el problema seguirá empujando cada vez de una forma. Por ejemplo, una fobia o una adicción son simples síntomas de un problema que está mas abajo. Si los curas surgirán otros síntomas (mientras el problema permanezca de base).

La corriente cognitiva es la más académicamente respaldada. Trabaja sobre todo, como su nombre indica, modificando las cogniciones, es decir las ideas, los esquemas mentales, las creencias irracionales… Desde un trabajo racional y de reflexión se analizan las creencias erróneas de la persona y se tratan de desbancar. También se observa de dónde viene esa creencia, como se inculcó…. cuanta angustia genera o qué consecuencias tiene.

Y last but not least como dicen los ingleses, la corriente humanista. Aunque yo creo que todos los psicólogos intentamos tirar de todas las herramientas que conocemos, esta es la que a mi más me gusta. Se llama humanista porque cree en el potencial del ser humano para encontrar su propio camino. Cree en la capacidad de la persona para desarrollarse y crecer. El psicoterapeuta utiliza la famosa empatía, la escucha, la aceptación y la autenticidad. La relación terapéutica se considera sanadora de por sí, porque se entiende que el terapeuta se está poniendo en juego también.

Dentro de las humanistas mi debilidad y formación es gestáltica. En Gestalt se trabaja sobre todo el mundo emocional. Se trata de ampliar la conciencia de la persona sobre sí misma, sobre lo que siente y piensa, sobre lo que le condiciona y sobre su deseo más profundo. Se trabaja el darse cuenta, el awareness. Se trabaja en el aquí y el ahora. Se trae todo al presente y desde aquí, ahora se trata de reconfigurar. Por ejemplo, se replantea a la persona la situación pasada y se le vuelve a dar la oportunidad de resolverla confiando en que desde su ser más esencial surgirá la mejor respuesta.

En esta corriente nos preguntamos el para qué de las cosas, y nos hacemos responsables de nuestra actuación por el mundo. Respons-able hace alusión a la mayor habilidad o capacidad de respuesta porque con la toma de conciencia de las propias capacidades ampliamos el abanico de respuestas ante una misma situación. Poco a poco vamos ganando en recursos y habilidades. Hacer terapia Gestalt es conocerse mejor, expresarse desde un lugar muy sereno y sólido, crecer y llegar a dirigir tu vida.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *